You are currently viewing Infiniti QX55. ¿Tan solo basta con la apariencia?

Por: Roger Rivero

El segmento de los SUV de lujo está dominado en su mayoría por los alemanes, aunque otros fabricantes hacen intentos lógicos por abrirse camino allí. Uno de los últimos intentos proviene de Infiniti, la división de lujo de Nissan, que en el 2022 revisó su “colección de grandes éxitos”, para dar vida al QX55. 

Le imprimieron un tratamiento de SUV cupé al crossover compacto QX50, surgiendo así el Infiniti QX55, un sucesor espiritual o renacimiento moderno del icónico modelo FX.

Si bien la fórmula tiene sus atractivos, sobre todo en la concepción exterior, su desempeño en la carretera carece del empuje que muchos de sus similares tienen, dejando espacio para futuras mejoras que Infiniti podría atender. 

¿Qué hay de nuevo?

Por ser un modelo relativamente nuevo, el 2024 QX55 llega con pocos cambios. La plataforma de carga inalámbrica de teléfonos y el asiento del conductor con memoria, ahora vienen de serie desde el acabado Luxe básico. 

¿Cómo se ve desde afuera?

El exterior es su mayor atractivo. Hemos tenido antes palabras de encomio para la casa de diseño de Infiniti, por regalarnos algunos de los autos más vistosos en la carretera, y el QX55 no es excepción. 

El diseño frontal se inspira en la elegante estética de los cupés deportivos, dando como resultado una apariencia visualmente impactante. Las luces antiniebla están estratégicamente ubicadas, para realzar el atractivo deportivo del automóvil. Al frente destaca también la nueva parrilla frontal de doble arco, un elemento de diseño cuidadosamente elaborado para evocar la elegante estética de un puente japonés. Este toque artístico añade una capa de gracia y significado cultural al aspecto general del QX55.

¿Y por dentro?

Hay más moderación en la cabina del QX55, si la comparamos con el exterior. Podríamos catalogarla de sobria, aunque no escasa de lujo. Hay toques elegantes como las molduras de madera de poro abierto de arce natural negro, que encontramos en nuestro auto de prueba, mientras que la elección de materiales es adecuada, el interior no “irradia” como el de sus principales competidores alemanes.

Los asientos son suaves y brindan un apoyo moderado, pero cómodos y adornados con excelentes costuras láser que los adornan y se extienden a los paneles de las puertas y el tablero, agregando un toque de estilo al interior.

El espacio para los pasajeros de los asientos traseros es decente, aunque la línea inclinada del techo afecta el espacio para la cabeza. Nos sorprendió su capacidad de carga, que con 26.9 pies cúbicos, lo convierte en el líder del segmento.

Tecnología y seguridad

Un sistema de pantallas dobles es la pieza principal del sistema de información y entretenimiento. Es una configuración que ya no es tan común, pues la mayoría de los automóviles utilizan una sola pantalla con mayores dimensiones. Las del 2024 Infiniti QX55 se componen de una de 8,0 pulgadas en la parte superior para información y entretenimiento y una pantalla secundaria de 7,0 pulgadas en la consola central, que se utiliza principalmente para controles de clima y audio.

Las características estándar incluyen Apple CarPlay inalámbrico, pero quienes usamos Android Auto, seguimos anclados al cable para la conexión. Encontramos puertos USB delanteros y traseros, y una plataforma de carga inalámbrica también viene en todos los QX55.

La lista de funciones de asistencia al conductor que incluyen de serie es generosa. Entre ellos el control de crucero adaptativo, monitor de punto ciego, frenado de emergencia automático, sensores de aparcamiento traseros, alerta de colisión delantera y trasera con detección de peatones y luces altas automáticas.

¿Cómo se conduce?  

Hay una única opción de motor para este Infiniti. Es uno de cuatro cilindros y 2.0 litros equipado con turbocompresor. Este motor es interesante, con una relación de compresión variable que denominan VC-Turbo. Ofrece una notable potencia de 268 caballos con también sensacionales 380 libras de torque. La configuración de tracción es de AWD o tracción total, con transmisión continua o CVT.

El QX55 es rápido. Alcanza las 60 millas o 100 kilómetros en 6.4 segundos, estando bien a la par de sus competidores, sin embargo, la interrelación del motor y la transmisión es algo inconexa. La respuesta del acelerador es agresiva, pero el tren motriz es muy inconsistente en su entrega de potencia. Es difícil saber si la culpa es del motor o de la transmisión, o de ambos, pero el QX55 combina períodos de retraso puntuados por oleadas de potencia, que muchas veces no se corresponden con los comandos que el conductor introduce en el aclarador

El manejo tampoco impresiona. El QX55 se comporta razonablemente bien en carretera, aunque no es tan atlético como su físico podría sugerir. La suspensión absorbe cómodamente la mayoría de los baches y depresiones del pavimento, pero se siente demasiado blanda en las curvas y demasiado liada en superficies irregulares. El balanceo del cuerpo en las curvas también es mayor de lo que esperábamos.

Hay cuatro modos de conducción, Estándar, ECO, Sport y Personal, mientras que el consumo de combustible es de 25 mpg en manejo combinado, unos 9.41 litros cada 100 km, números similares a los que encontramos en otros SUV compactos de lujo.

¿Si quiero uno, por cuál me decido?

El 2024 Infiniti QX55 viene en tres niveles de acabado, Luxe, Essential y Sensory. Todos cuentan con el mismo tren motriz, y transmisión en todas las ruedas o AWD. El precio de entrada del modelo Luxe es de $50,150, mientras que un Sensory inicia en $58,650. El Luxe viene bastante bien equipado por ese precio, por lo que podría ser la mejor elección.

¿Contra quién compite?

La competencia más enconada en el segmento de los SUV con apariencia de cupé llega desde Alemania, en forma del BMW X4, Mercedes-Benz GLC o Audi Q5, los que enseñan más lujo y mejores maneras en la carretera. Otros contrincantes podrían ser el Acura RDX o el Genesis GV70.

Concluyendo

Aunque el nuevo Infiniti QX55 adopta mucho de la idea original de un utilitario con curvas sensuales como el FX, es uno de los integrantes más jóvenes de un segmento en crecimiento, el de los SUV cupé de lujo.

Tiene atractivos, como el generoso equipamiento o su amplitud interior, pero la mayor seducción es el llamativo y bien ejecutado diseño exterior. Respondiendo a la pregunta que hice en el título de este artículo: creo que sí, que a muchos, solo les bastará con la apariencia del QX55.

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA, la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes como préstamo por una semana para fines de la reseña. De ninguna manera, los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.