You are currently viewing Infiniti QX55. ¿El William Levy de los SUV compactos?

Por: Roger Rivero

La profusión de SUV Crossovers es tan grande que cuesta algunas veces diferenciar unos de otros. Algunos fabricantes han optado por sobredimensionar sus logos en la parrilla frontal, mientras que otros se aplican creando diseños atractivos que “entren por los ojos”.

A este segundo grupo pertenece el Infiniti QX55, un SUV compacto de lujo, nacido bajo la atenta mirada de Alfonso Albaisa, el cubano americano responsable de la casa de diseño de Nissan e Infiniti. Si bien algunos modelos de la marca no sobresalen por su rendimiento o la calidad de los interiores, justo sería reconocer que Infiniti coloca algunos de sus modelos entre los más hermosos en las carreteras.

Conocimos el Infiniti QX55 como nuevo modelo el pasado año, y es una versión más elegante y deportiva del QX50.

¿Qué hay de nuevo?

A un escaso año de su debut, Infiniti ha añadido varias características de serie para el nuevo 2023 QX55, que incluyen ProPilot Assist con control de crucero inteligente y asistencia a la dirección, tapicería de cuero y asientos traseros calefactados de serie en el nivel de acabado Sensory. Además, los modelos Essential también incorporan de serie reconocimiento de señales de tráfico, iluminación delantera adaptativa y faros LED de nivelación automática.

¿Cómo se ve desde afuera?

El diseño del QX55 nos recuerda al FX original de Infiniti. El largo capó, el parabrisas y el techo inclinados, confieren a este crossover un estilo de coupé acentuado por las llantas de 20 pulgadas. 

La ornamentación en zigzag de los pilares del techo está ausente en el QX55, un aspecto que ha definido durante mucho tiempo los modelos modernos de Infiniti. Los elegantes faros delanteros y traseros LED ayudan a que el QX55 resalte, con un diseño de “teclas de piano” que utiliza 45 LED independientes para crear un aspecto distintivo.

Creado para competir en una categoría como la de los Sportback o Coupe SUV, donde los alemanes son triunfadores, este Infiniti no es segundo de nadie, al menos mirado desde afuera.

¿Y por dentro?

La calidad de los materiales no decepciona. Hay gran cantidad de costuras en el salpicadero, la consola central, los asientos y los paneles de las puertas. Aun así, el diseño en conjunto puede percibirse algo envejecido. Los anteriores asientos de imitación de cuero han desaparecido, sustituidos por pieles auténticas en toda la gama de modelos. Piezas de aluminio separan las secciones del salpicadero y recorren las puertas delanteras para darles un aspecto uniforme.

Los asientos delanteros son cómodos y de buen soporte. Los de la parte posterior también son cómodos, pero mejor acomodar allí dos adultos en lugar de los tres para los que está concebido. La línea del techo inclinada, que tanto ayuda a la compostura exterior, puede que se convierta en un reto para los pasajeros traseros más altos. 

Los 26.9 pies cúbicos de espacio para carga son suficientes incluso para llevar objetos grandes como algún televisor, bicicleta o cajas en una mudada.

Tecnología y seguridad

Hay bastante consenso en que los sistemas de info entretenimiento que usan dos pantallas son cosa del pasado. Quizá esté yo en la minoría, pero les sigo encontrando utilidad. Mantener las opciones de navegación separadas de las de audio, por ejemplo, resultan en menos distracción pues no hay sacrificio de espacio para ninguna.

Dicho esto, debo reconocer que ninguna de las dos pantallas del QX55 es impresionante visualmente, con gráficos aburridos, además de iconos y mapas que parecen anejos. Otra decepción es la calidad de la cámara en reversa. Tengo la impresión de que Nissan compró demasiadas de estas cámaras, pues son las mismas que he encontrado en cada modelo de Infiniti o Nissan que he probado en los últimos años. 

Apple CarPlay inalámbrico viene de serie, mientras que Android Auto aún es por cable. El acabado Essential que nosotros probamos, tenía el sistema de sonido Bose de 16 altavoces que produce una calidad de audio sólida.

El sistema de control de crucero adaptativo ProPilot Assist es bueno, manteniendo al QX55 centrado en el carril, pero no deja separar las manos del volante por más de 15 segundos.

La mayoría de las prestaciones de seguridad están presentes, y dejan para añadir por costo adicional los sensores de estacionamiento delantero, sistema de cámaras envolventes, reconocimiento de señales de tráfico y el proyector de información en el parabrisas o HUD. 

¿Cómo se conduce?   

El atractivo y hasta atlético aspecto exterior guarda poca correspondencia con sus maneras en la carretera. En autopistas o carreteras abiertas la marcha es cómoda y silenciosa, con la suspensión haciendo un trabajo decoroso absorbiendo las imperfecciones en el asfalto.

El motor de cuatro cilindros turboalimentado de 2,0 litros y compresión variable de Infiniti es adecuado para el QX55. Con 268 caballos, ofrece generosa potencia desde el arranque y no es complicado entrar en la autopista o adelantar otros autos.

El punto desconcertante o desorientador lo proporciona la transmisión. Utilizan una variable continúa o CVT desarrollada por Nissan/Infiniti, que puede imitar en cierto modo una caja de cambios automática. He tenido elogios para esta transmisión Xtronic en modelos como el Nissan Murano, pero en este Infiniti QX55 no parece armonizar muy bien con el motor, confundiendo algunas veces sus respuestas descompasadas de las entradas del conductor.  

El beneficio lo entrega en forma de ahorro, pues 25 millas por galón o 9.41 litros cada 100 km en manejo combinado no son números despreciables.

¿Si quiero uno, por cuál me decido?

El Infiniti QX55 2023 está disponible en tres niveles de acabado: Luxe, Essential y Sensory. Todos los acabados están equipados con el mismo motor y transmisión. La tracción a las cuatro ruedas es estándar en cada uno de ellos. 

El acabado básico Luxe tiene un precio de partida de $49.150 dólares, seguido del Essencial en $54,250. Este último quizá sea la mejor opción para compradores, que también pueden escoger un QX55 Sensory por $57,800, al que agregan tapicería de cuero de alta calidad, climatizador automático de tres zonas con filtración de aire, asientos traseros con calefacción, proyección en el parabrisas y un portón trasero que se abre a manos libres.

¿Contra quién compite?

El segmento de los SUV compactos de lujo está bien cargado, encontrando allí a pesos pesados como el BMW X3, Acura RDX, Genesis GV70 o el Mercedes-Benz GLB-Class. 

Concluyendo

En un estacionamiento, el 2023 QX55 va a lucir muy bien junto a cualquiera de estos competidores, quizá mejor que muchos de ellos. Tiene otros atractivos como el espacioso interior o la buena cantidad de prestaciones estándar, pero una experiencia de manejo insulsa y un sistema de info entretenimiento anticuado, puede que desanimen a algunos interesados.

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA, la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes como préstamo por una semana para fines de la reseña. De ninguna manera, los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.