You are currently viewing Acura MDX. Lujo y reputación, pero sin cambios en el 2024.

Por: Roger Rivero.

El Acura MDX es el vehículo insignia de la división de lujo de Honda. Es el auto más grande y mejor equipado de Acura, y exhibe toda la tecnología y el lujo que la reconocida marca japonesa puede fabricar.

La competencia que encuentra en el segmento de los SUV medianos de lujo es enconada, pero Acura atrae a compradores con precios inferiores a los Audi, Mercedes, Lincoln o incluso Genesis que encuentra en su camino.

Introducido como modelo 2001, fue el primer SUV diseñado por Acura en sus estudios de California, y el primer utilitario de tres filas de asientos basado en una plataforma de carrocería única o “unibody”.

Además de su rendimiento, el MDX ha ganado reputación por su interior lujoso y cómodo, y tecnología avanzada. Ya en su cuarta generación, el Acura MDX llega al 2024 con las virtudes que lo han hecho popular, pero con carencias y algunos inconvenientes que quizá siembren dudas en algunos compradores.

¿Qué hay de nuevo?

Hace dos años se lanzó una nueva generación y el modelo 2023 recibió algunas mejoras, por lo que Acura deja al MDX sin cambios en el 2024, salvo por un pequeño aumento de precio en toda la gama.

¿Cómo se ve desde afuera?

El Acura MDX juega bien su papel de modelo de lujo, combinando líneas de carrocería fluidas con extremos musculosos, y dimensiones resaltadas para crear un efecto visual vigoroso. Resulta interesante ver cómo lo logran, reinventando el modelo más grande del fabricante mientras sigue algunas líneas visuales del sedán TLX más pequeño.

Las mayores proporciones dan al 2024 MDX una nariz más larga, y con el estiramiento de la distancia entre ejes de tres pulgadas, alcanza una nueva forma musculosa que se estrecha en la parte trasera y se resuelve en unos finos faros traseros LED. Los modelos Type S como el que probamos, tienen una parrilla delantera más grande y cuatro salidas de escape, además de llantas de 21 pulgadas de serie.

¿Y por dentro?

El diseño interior es moderno, quizá algo recargado. El habitáculo luce tapicería de cuero aderezada con ribetes metálicos y costuras cruzadas para ofrecer una experiencia premium, y aunque los materiales son de excelente calidad, quizá el conjunto no esté a la altura de sus contrapartes europeos o los coreanos de Genesis.

Los acabados superiores ofrecen cómodos asientos delanteros ventilados con masaje. Los pasajeros en la segunda fila también están bien acomodados, aunque las plazas de la tercera fila de asientos son quizá más adecuadas para los niños.

El espacio de carga no es líder de su clase, pero tampoco está entre los peores con 16.3 pies cúbicos. Nos gusta un pequeño compartimento de almacenamiento bajo el piso de carga trasero, que proporciona una pequeña cantidad de espacio extra y posibilidad de esconder objetos valiosos.

Tecnología y seguridad

Las prestaciones de seguridad activa son amplias, incluso en los modelos más económicos del MDX 2024. Dejan solo para agregar de forma opcional el frenado automático de emergencia en marcha atrás, el proyector de información en el parabrisas, el sistema de cámaras de visión periférica y los sensores de aparcamiento delanteros y traseros.

Aun cuando el MDX llega provisto de mucha tecnología, gestionarla es tarea ardua. La ausencia de una pantalla táctil obliga a manejar el sistema de información y entretenimiento mediante un panel táctil en la consola. He tenido “flashbacks” o retrospectivas en la memoria no muy agradables, que me recuerdan los desatinos con un sistema similar de Lexus, que, por suerte, va en fase de retiro.

No hay suficiente espacio en el panel táctil para igualar la dimensión de los menús en la pantalla, provocando algunas veces varios deslizamientos de los dedos para llegar a la opción buscada. La curva de aprendizaje para dominarlo es pronunciada, y no me asombraría saber que algunos compradores consideren este sistema más como un obstáculo que como un asistente.

¿Cómo se conduce?

El 2024 Acura MDX trae dos opciones de tren motriz. El motor estándar es un V6 de 3.5 litros que entrega 290 caballos. El modelo Type S como el que nosotros probamos incorpora un V6 turboalimentado de 3.0 litros, con 355 caballos de potencia y 354 lb-pie de par. Ambos motores están acoplados a una transmisión automática de 10 velocidades. Algunos quizá argumenten que el MDX está un poco atrasado, ya que, aunque está en su cuarta generación, todavía no se ofrece con una opción híbrida o eléctrica.

El motor básico proporciona una aceleración adecuada, pero quienes deseen agregar un poco de gozo a su SUV de tres filas de asientos, deben optar por el motor turbo de Type S, que permite pasar de cero a 100 kilómetros o 60 millas en solo 5.5 segundos, nada mal para un vehículo de estas dimensiones y peso. Aparte de algún retardo del turbo, este SUV funciona a la perfección.

La transmisión hace un magnífico trabajo en cambios ascendentes o descendentes, y brilla cuando colocamos al MDX en modo de manejo deportivo o Sport. La tracción total SH-AWD de Acura distribuye la potencia de forma inteligente, proporcionando una tracción segura y una agilidad sorprendente.

El MDX obtiene mejor consumo que la media de los SUV medianos de lujo. Los modelos con el motor V6 básico y tracción delantera alcanzan un consumo estimado de 23 millas por galón o 10.23 litros cada 100 kilómetros en manejo combinado.

¿Si quiero uno, por cuál me decido?

El Acura MDX 2024 viene en dos versiones principales: MDX y MDX Type S. Cada una de ellas está disponible con diferentes grupos de opciones que actúan esencialmente como niveles de acabado. Se puede optar por el MDX base, el MDX con paquete Technology, el MDX con paquete A-Spec o el MDX con paquete Advance. El Type S, más potente, está disponible en versión básica o con el paquete Advance.

El modelo base tiene precio inicial de $49,850, mientras que un 2024 MDX Type S con Advance Package cargado de opciones podría costar $73,500.

¿Contra quién compite?

En el segmento de los SUV medianos de lujo tiene fuertes contrincantes, como los alemanes BMW X5, Mercedes-Benz GLE-Class o Audi Q7. Otros a considerar serían el Land Rover Range Rover Velar, Lincoln Aviator, Genesis GV80 o Infiniti QX60.

Concluyendo

Acura adopta un enfoque cauteloso con su SUV de alta gama, algo así como; “si no está roto, no lo toques”. Desde la introducción de la actual generación en el 2022, prácticamente no han cambiado nada al MDX, y si bien la estrategia funciona bien por poder mantener los costos limitados y seguir gozando de su probada confiabilidad, el riesgo es quedarse rezagado en un segmento muy competitivo, donde la innovación es pujante, y donde las opciones de ahorro con modelos híbridos, híbridos recargables y eléctricos, ya son una incuestionable realidad.

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA, la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes como préstamo por una semana para fines de la reseña. De ninguna manera, los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.