You are currently viewing 2024 Hyundai Tucson, algo más que aspecto atrevido y mucha tecnología

Por: Roger Rivero

El Hyundai Tucson es un crossover compacto que el fabricante coreano enfrenta a modelos de mucha trayectoria en el segmento como el Honda CR-V o el Toyota RAV4.

Hyundai ha estado renovando su gama de SUV en los últimos años, desde el extra-pequeño Venue, al gigante de tres filas Palisade. En el 2022 le correspondió el turno al Tucson, el SUV compacto que evaluamos esta semana, y que ganó con el rediseño en tamaño, potencia y elegancia. 

Disponible en nueve acabados, hay un Tucson para cualquier demanda de transportación familiar, incluyendo una versión híbrida que esperamos poder evaluar pronto.

¿Qué hay de nuevo?

Para 2024, el Tucson incorpora nuevos elementos de seguridad, como airbags laterales traseros y respuesta táctil en el volante para alertar al conductor de los avisos de los sistemas de asistencia de mantenimiento de carril y de ángulos muertos. Los modelos equipados con iluminación interior ambiental ahora ofrecen de hasta 64 opciones de color. 

La pantalla táctil de 10.3 pulgadas es estándar a partir del acabado SEL (segundo en la nómina) mientras que los acabados SEL y superiores contarán ahora con doble control automático de la temperatura, con función de desempañado automático. Por último, el acabado deportivo N Line ya no está disponible con el motor de gasolina de serie, siendo exclusivo ahora del Tucson híbrido.

¿Cómo se ve desde afuera?

En el 2024 Hyundai Tucson juegan abundantemente con los ángulos y pliegues, que podrían parecer disonantes, pero sobre todo en los laterales se ven formidables. Hyundai llama al estilo de diseño utilizado “Sensuous Sportiness”, que podríamos traducir como “sensualidad deportiva”.

Es difícil sobresalir en un segmento donde hay tantos diseños audaces, pero el Tucson lo logra con una firma luminosa única y líneas de carrocería espectaculares, que confieren a este práctico SUV una estética atrevida.

¿Y por dentro?

Para los que hemos estado en contacto con versiones anteriores, ha sido fácil constatar que el Hyundai Tucson ha crecido con los años, pasando de ser uno de los más pequeños de su tipo a uno de los más grandes. Ofrece más volumen para los pasajeros que muchos competidores, siendo líder en el espacio para estirar las piernas con 41.3 pulgadas o 104 centímetros. 

El espacio para el equipaje detrás de los asientos de la segunda fila, también es uno de los más generosos de la clase. Aunque con 38,7 pies cúbicos de espacio para llevar equipaje, se ve superado por el Honda CR-V con 39,3.

El interior del Tucson 2024 es uno de sus mayores atractivos, pues con excelente construcción, selección de materiales y estilo nítido y elegante, podríamos pensar que estamos a bordo de un auto más caro. Resaltan los paneles robustos, superficies suaves al tacto y un salpicadero que fluye a la perfección de puerta a puerta.

El SUV crossover ofrece un gran confort de marcha, y los asientos bien diseñados hacen que sea agradable para los viajes largos, con excelente aislamiento acústico.

Tecnología y seguridad

El despliegue tecnológico del Tucson 2024 es amplio, pero no por ello deja de tener su menoscabo. Si bien Android Auto y Apple Carplay vienen de serie, solo permite la conexión inalámbrica en los acabados más bajos, con pantalla de 8 pulgadas. Es un problema recurrente también en Kia, donde las pantallas táctiles de algo más de 10 pulgadas o 25 centímetros están privadas de esta opción, así que todavía no se deshaga del cable.

Otro inconveniente lo encontramos (o mejor no lo encontramos) en el control de volumen. Como Honda hizo en su tiempo, el botón físico ha desaparecido, y en los ajustes con pantalla más grande también desaparecieron las teclas para volumen y sintonía, quedando la opción de difíciles y escurridizos controles táctiles. Puede que algunos argumenten que hay controles también en el volante, y es cierto, pero Hyundai debería indagar la razón por la cual Honda decidió retornar las perillas físicas para controlar el radio en sus modelos.

Por fortuna, el sistema es fácil de usar, con gráficos nítidos y bien diseñados y respuestas rápidas a las entradas táctiles.

Las principales prestaciones de seguridad están presentes, y dejan para incorporar por costo adicional los sensores de estacionamiento traseros, la cámara que muestra los laterales al activar los indicadores, el sistema de cámaras en 360 grados y el asistente de conducción semi autónomo.

¿Cómo se conduce?  

Hay una sola opción de motor y transmisión en el 2024 Tucson y hubiésemos deseado algo más. Este motor de cuatro cilindros y aspiración natural produce 187 caballos y 178 libras pie de torsión, y si bien es adecuado para el manejo urbano (apenas adecuado diría yo), cuando necesite adelantar en una autopista o carretera rural, tendrá que planear la maniobra con cuidado, sobre todo si lleva varias personas a bordo.

Una opción sería la versión híbrida o la híbrida recargable (aquí evaluamos solo el Hyundai Tucson a gas) que además del consecuente ahorro de combustible, elevan la potencia a 226 o 261 caballos respectivamente.

Sobre la experiencia de conducción tampoco hay mucho que destacar, pero este SUV crossover hace su trabajo con cierto decoro. Los movimientos de la carrocería están bien controlados, la dirección es lo suficientemente precisa, y aunque el viaje puede ser demasiado firme para algunos, no creo que pueda catalogarse de incómodo.

El estimado de consumo para el modelo con tracción delantera es de 28 millas por galón u 8.25 litros cada cien kilómetros. Con tracción total el consumo aumenta ligeramente. Estos son buenos números en el segmento de SUV compactos.

¿Si quiero uno, por cuál me decido?

El Hyundai Tucson 2024 viene en cuatro niveles de acabado: SE, SEL, XRT y Limited. Cada uno está equipado con el mismo motor de cuatro cilindros y 2,5 litros y una transmisión automática de ocho velocidades. La tracción delantera es estándar en toda la gama, mientras que la tracción total agregaría otros 1.500 dólares.

Como antes comentamos, hay una versión híbrida e híbrida recargable del Tucson, pero aquí sólo reseñamos la versión de gas.

El modelo SE tiene precio inicial de $27,250, mientras que en el otro extremo, un 2024 Tucson Limited bastante lujoso y muy bien equipado costaría unos $36,510.

Hyundai también fabrica el Tucson Híbrido, que analizamos por separado.

Creemos que el acabado SEL ofrece el mejor equilibrio entre equipamiento y precio por $29,400. Viene con un montón de características deseables, tales como asientos delanteros con calefacción, un cargador de dispositivos inalámbricos y un portón trasero a manos libres de accionamiento eléctrico. Quienes se interesen por la versión híbrida, el acabado Blue Hybrid ofrece características similares, pero a un precio más elevado.

¿Contra quién compite?

La lista de competidores en el segmento de los SUV compactos es muy amplia. Podríamos destacar al primo corporativo Kia Sportage, Subaru Forester, los antes mencionados Honda CR-V y Toyota RAV4, o el Volkswagen Tiguan y Mazda CX-5 por solo mencionar algunos.

Concluyendo

El Hyundai Tucson destaca en su segmento con un balance satisfactorio entre estilo y conveniencia. Es uno de los de mayor tamaño, algo que las familias numerosas van a valorar, y viene muy bien equipado y con una garantía generosa. Lástima que su motor, aunque adecuado, es un poco anémico, elemento que deberían tomar en cuenta los que planeen conducirlo con cuatro o cinco ocupantes la mayor parte del tiempo.

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA, la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes como préstamo por una semana para fines de la reseña. De ninguna manera, los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.